martes, 30 de noviembre de 2010

BANDA DE GUANAJUATENSES RUDOS
DESHACÍAN A SUS VÍCTIMAS EN ÁCIDO

ESTOS NO ERAN PERSINADOS

Detuvieron ayer a una banda de secuestradores que gustosos convertían en pozole a sus secuestradores, pagaran o no pagaran.

Lo novedoso de esta banda son dos cosas: una, que entre ellos había un policía federal y un militar de élite, entrenado para combatir al narco, que los adiestraban...¿Cómo ven?

Otra, que trabajaran en Guanajuato, donde según su gobernador la gente es muy dedicada a la religión y su conducta es muy decente porque tienen temor a Dios...Esta banda era tan irrespetuosa que si se les aparece Dios, lo secuestran y lo convierten en machaca.

No hay remedio, ingao!

4 comentarios:

Gabby dijo...

Jajaja ay mi estimado Magù, ya el pozole esta empezando a causarme "asquito" y eso que es uno de mis platillos mexicanos preferidos :S.

Saludos :)

Zed dijo...

Estas situaciones muestran al ser humano tal y como es: cruel, sádico e inmisericorde.

Entrenados por federales y militares... que novedad...

entropia dijo...

Ya ni me acuerdo quien fué el wey (guanajuatense) que vino a berrear acá que eso no era cierto. A ver que explique ahora.

Mario dijo...

Tan temerosos eran de Dios, que no disolvian a nadie en Domingo y dejaban el 10% de cada rescate en la iglesia que les quedaba mas cerca.
Y un militar y un policia parte de la banda? Cuando se habia visto, definitivamente ya no hay moral en estos tiempos violentos.