martes, 9 de noviembre de 2010

Las pinceladas de Naranjo


Santiago Igartúa PROCESO


MÉXICO, D.F., 8 de oviembre (apro).- Rogelio Naranjo trazó su historieta a pinceladas. El mediodía de este lunes 8, lo encontró como centro de un homenaje que le rindió la máxima casa de estudios, la UNAM, como reflejo al genio que dibujó la caricatura política como una extensión natural del periodismo.

El escenario fue el anfiteatro Simón Bolivar, del Antiguo Colegio de San Ildefonso. Personajes como Miguel Ángel Granados Chapa, Elena Poniatowska, Julio Scherer, Vicente Rojo, Eduardo del Río y Rafael Barajas El Fisgón, compañeros de obra y de vida, atestiguaron el suceso.

Ahí, José Narro, rector de la universidad, dio cuenta de la generosidad del artista: Rogelio Naranjo donó un acervo cercano a los diez mil cartones a la institución centenaria. Un estruendoso aplauso cimbró la sala y la sensibilidad del artista.

La UNAM hizo público su reconocimiento al caricaturista por sus aportaciones a la “cultura nacional”, y porque su obra “constituye uno de los patrimonios artísticos e intelectuales más valiosos del país”.

El homenajeado se confesó ajeno a la palabra pública. Para Naranjo el cartón es su discurso. El arte su refugio. “No soy una persona que pueda decir algo inteligente y simpático”, se le escuchó decir.

Pincel en mano, desde el sentido del humor y su implacable crítica, ha librado más de “mil batallas” en honor a la verdad y la justicia, remarcó el rector. Su obra, “congruente y firme”, continuó Narro, es material imprescindible de estudio, investigación y enseñanza.

Desde la ironía y la provocación, Naranjo, explicó el titular de la UNAM, ha retratado con trazos firmes y exactos “nuestra realidad”. Crítico “profundo”, enmarca en una los distintos rostros de las últimas décadas en el país.

Miguel Ángel Granados destacó al maestro Naranjo como un “hombre de lealtades” y amores sin fin. Su trabajo describió el periodista, “está pleno de sentido, de significación, lo mismo que las causas políticas en las que ha participado”.

En su participación, la escritora Elena Poniatowska ponderó que es gracias a Rogelio Naranjo que se pueda “reconstruir” un mapa “irrisorio” en la cronología de los gobiernos priistas. “Seguramente la tarea desacralizadora de la figura presidencial empezó entre los moneros con Rogelio, nadie como él para esa labor”.

6 comentarios:

Zed dijo...

Jajaja qué título.

Grande, Naranjo!!

Fraga dijo...

Un aplauso para el Gran Naranjo!!!! Y toda mi admiración!

Roberto Valls dijo...

Un homenaje muy merecido. El maestro es uno de los referentes más importantes para quienes nos dedicamos a la caricatura política...si deseamos realizar trabajos de calidad, siempre habrá que echarle una ojeada a la obra de Naranjo, sin duda alguna...

Roberto Valls dijo...

Un homenaje muy merecido. El maestro es uno de los referentes más importantes para quienes nos dedicamos a la caricatura política...si deseamos realizar trabajos de calidad, siempre habrá que echarle una ojeada a la obra de Naranjo, sin duda alguna...

Rafael dijo...

Ese Naranjo, mis respetos, su agudeza es exquisita.

Alecus dijo...

Merecido homenaje a Naranjo, uno de los grandes del periodismo de la tinta y pluma, uno de los artistas de la caricatura mexicanos más sencillos en su persona y más reconocidos por su talento.
Mi maestro.