martes, 2 de noviembre de 2010

Perujo/El Economista

2 comentarios:

Zed dijo...

Pero, como le dijo a Noroña, "a mí me declararon inocente... hazle como quieras"...

entropia dijo...

4 diablitos dejó por donde quiera que pasó.