miércoles, 7 de julio de 2010

Y los finalistas son:

Dicen los "especialistas" que lo mejor del Mundial de fútbol de Sudáfrica (o por lo menos lo más protagónico) fue:

Un pulpo llamado Paul que predijo los resultados de todos los encuentros de la selección de Alemania, incluida las derrotas contra Serbia y la de hoy contra España (Roy Campos de Consulta Mitofsky anda en plan de contratarlo a ver si así ya le atina aunque sea a un buen resultado en las encuestas de las próximas elecciones).



Que Cristiano Ronaldo, la estrella de la selección Portuguesa contrató un vientre para poder tener un hijo (puñal, pues y sin querer salir del clóset):



Y para mi lo mejor fue la modelo y encueratriz paraguaya Larrisa Riquelme que apoyó a su selección de manera muy agradable a los ojos masculinos, ofreció de paso posar desnuda si Paraguay ganaba el Mundial, no pasaron de 8vos de final, pero ella, generosa sin duda, se encueró de todos modos:

7 comentarios:

Zed dijo...

Que al pinche pulpo lo hagan ceviche!!!

Que a Cristiano Ronaldo lo demanden por la pensión alimenticia!!!

... y que nos traigan a la paraguaya, yeah!!!!!!

Alejandro dijo...

como lei en otro blog, este mundial nos deja una clara enseñanza...

MOTIVAN MAS UN PAR DE TETAS QUE UN MILLON DE SANDWICHES!!!

Fraga dijo...

Pulpos

Pulpirrios

¡y pura pulpa!!!!

entropia dijo...

Zed:

Y por qué te quieres comer al pulpo? no me digas que le apostaste a los alemanes?

Acá en México, se acaba de saber que Elba Esther prometió encuerarse si México ganaba el mundial, por eso perdieron.

Mario dijo...

En vez que la maestra se desnude que todo Mexico haga sanwiches, total de todos modos de la segunda ronda no pasan.
Mejor hay que volverse seguidores de los paraguayos, JJ el primero en la fila.

Zed dijo...

Entropía:

Yo no apuesto, hace vicio. Y sí, yo apoyaba a los alemanes después de la humillante derrota que le hicieron comer a los ch'es. Pero el pulpo y sus poderes salaron a la Mannschaft.

Alecus dijo...

Solo quiero destacar...
Que buenos los tenáculos de la pulpita!