lunes, 16 de agosto de 2010

Perujo/El Economista

2 comentarios:

entropia dijo...

Este si que es el auténtico Dinosaurio, no mamadas.

Fraga dijo...

Y el Diosito Bimbo flaquito... lo pusieron a dieta!