miércoles, 25 de agosto de 2010

MANUEL MONDRAGON, JEFE DE LA POLICIA Y MARCELO EBRARD

AMANECIÓ DE MALAS
LOS CIUDADANOS SOMOS LOS
CULPABLES DE LA CORRUPCIÓN,

DICE EL JEFE DE LA POLICÍA DEL D.F.

Sin capacidad para acabar, atenuar o apenas reducir tantito la corrupción policiaca, el jefe Mondragón se ha desesperado y ha terminado por echarnos la culpa a nosotros del mal nacional: las ganas de dinero mal habido en las policías.

No le falta razón a su exabrupto, pero se le olvida que el cargo por el que cobra sus quincenas no es por ser nuestro papá, sino por ser jefe de los policías que a diario salen con su canasta a recoger nuestras contribuciones. Su deber está en quitarle a sus policías las ganas de llenarse los bolsillos con nuestros comportamientos corruptos.

De nosotros nos encargamos nosotros...o eso creemos.
LA NOTA EN LA JORNADA

6 comentarios:

entropia dijo...

Pues es mal de "ambos dos", no?

Zed dijo...

La corrupción somos todos. Los policías (ojo: policías, no funcionarios) por sus sueldos tan pinches y los ciudadanos por no querer respetar la ley en algo tan simple como no dar vuelta donde no se debe dar.

miguel angel dijo...

la culpa es de los 2, pero a la gente no la puedes controlar, por que no sabes quienes son, pero a los policias si los puedes controlar, ora que de ahi salga para las motos donde se pasea este jefecito es otra cosa...

El Mini dijo...

ojalá y fuera tan simple como eso, zed. siempre hay funcionarios dispuestos a dejarse querer por empresarios para pagar menos impuestos (bimbo, coca cola, televisa) o que les otorguen una gran obra de infraestructura.

Zed dijo...

Miguel Angel:

A la gente SI la controlas, PARA ESO ESTA LA LEY. Si alguien es de verdad tan comodino como para echar basura donde no, o bloquear el paso peatonal sabiendo que no debe hacerlo, o simplemente pasarse un alto, culpa es de él. No del policía.

El policía solo aprovecha para sacar el sobresueldo, que como dije, es una bicoca: entre 2000 y 2500 pesos. Que no mamen.

* * * * * * * * * * * * *
Mini:

Cierto, se habla de corrupción "en la zoociedad" pero no de la corrupción de los altos mandos, en la "suciedad". Sin embargo, es corrupción a fin de cuentas, incluso para sacar sus negociazos, como lo hacía ZombieMouriño.

Tu infierno dijo...

Pues sí es de los dos, pero a mí me ha tocado qe en el centro, siempre cuando te ven chavo y qe van puros jóvenes en el auto, te detienen. Que por aliento alcohólico, y neta qe el wey sólo había estacionado el auto y decidió mejor en otro lado y nos sacaron dinero. Ah y qe porqe según llevaba mucho tiempo sin encender las luces. Osh! realmente esos puercos tienen tanta hambre, que sus lonjas demuestran otra cosa.