viernes, 20 de agosto de 2010

Perujo/El Economista

2 comentarios:

Zed dijo...

Bah... verborrea inútil venida de un pendejo de mierda. Para qué molestarse haciéndole caso a un wey que tiene que levantarse sus enaguas para toquetearse.

entropia dijo...

Pinche Viejo decrépito