jueves, 9 de diciembre de 2010

EL WIKILIKES NO PEDIA CARTAS
DE RECOMENDACIÓN A LAS CHAVAS

QUE UNA DE LAS CHAVAS
QUE ACUSA A ASSANGE ES DE LA CIA


Según CounterPounch, un sitio canadiense, afirma que una de las muchachonas a las que Assange les dio cariño, Ana Ardin, está ligada a círculos que trabajan para la CIA. Es una periodista sueca que ha escrito artículos contra Castro Ruz, allá en Suecia y trabaja, dicen para un grupo anticastrista comandado desde MIami.

La verdad que las chicas pudieron haber trabajado para el mismo diablo y Assange ni cuenta se hubiera dado. Por lo que se ve, a la hora de irse con una chava a la cama no pide cartas credenciales ni se mete a internet a buscar información sobre ellas, ni se preocupa por comprar los condones God Year Oxo, que son de alta durabilidad.

Ese es su problema. Y es ridículo que esté en broncas policiacas por asuntos de faldas, o de condones rotos, y no por lo otro.

3 comentarios:

entropia dijo...

por caliente.

Zed dijo...

Si la CIA fuera tan chingona como dicen, buscarían una forma mejor de "suicidarlo" que inventarle lo de los condones rabiosos...

Cptn. Matruz dijo...

^^Esto.

Quien inicio el rumor ese, fue un tal Israel Shamir, dedicado a exponer la "conspiración judía" y un negador del holocausto.

Keith Olbermann de la NBC encontró la historia, y sin investigar la divulgó.