martes, 28 de diciembre de 2010

MAGÚ, EN REVISTA VÉRTIGO

EL AÑO TODAVÍA NO SE ACABA,
GRACIAS A DIOS


Todavía los narcocriminales pueden ejecutar
unas cuantas docenas de cristianos más:
aun pueden estallar más ductos de Pemex; podrían
desgajarse algunos cerros e inundarse
dos que tres poblaciones.

¡Tres días de paz y tranquilidad
sería un rompimiento
insoportable de nuestra rutina!

1 comentario:

entropia dijo...

el año viejo se parece al diego, igual de barbón y feo