martes, 18 de enero de 2011

¡Aguas con portarse bien!

El propietario de éste auto ya no quiso entregar
al encajuelado que le dejaron desconocidos

por temor a que no pudiera acreditar que no era de él

Dos ciudadanos estadunidenses fueron detenidos y consignados por delitos contra la salud en Ciudad Juárez por la Policía Federal, cuando ambos encontraron droga que “alguien” ocultó en la cajuela del vehículo de uno de ellos y decidieron entregarla a la policía mexicana.

El doctor Justus Lawrence Opot, quien reside en Ciudad Juárez pero labora en El Paso, Texas, narró que el pasado miércoles 12 de enero su vehículo se averió y pidió a una compañera de labores que lo llevara en su automóvil.

Al subir sus pertenencias a la cajuela, se percataron que había dos maletas cerradas con cinta adhesiva, que no pertenecían a ellos.

Al abrirlas con una navaja, vieron que era mariguana y entonces decidieron entregar la droga a la policía.

Se dirigieron a la zona donde se ubica el Programa Nacional Fronterizo (Pronaf), antes de cruzar el puente internacional rumbo a Estados Unidos, y al entregar la droga fueron detenidos por la Policía Federal y consignados por delitos contra la salud.

Ambos fueron consignados como narcotraficantes por la Policía Federal y encerrados desde entonces en el penal de Ciudad Juárez, consignando el caso a un juez federal por el delito de posesión de 50.950 kilos de mariguana.

Al respecto, la Policía Federal informó que los ciudadanos norteamericanos fueron detenidos porque en un lapso de 48 horas “no lograron comprobar que la droga no les pertenecía”.

En conferencia de prensa, el comisionado de la Policía Federal, Facundo Rosas, explicó que “el procedimiento sistemático indica que toda persona que se halle en posesión de alguna mercancía ilícita tiene que ser puesto a disposición del Ministerio Público.

La Policía Federal no tiene capacidad para determinar si son responsables o no. Por tanto, deberá ser el Ministerio Público y un juez federal quien determine lo procedente”.

Nota de Excélsior

Trimax comenta:

¡Ay Kafka, de las que te perdiste!

1 comentario:

entropia dijo...

Que viva la Polecía Federal ! Con ejemplos como estos, se nota que tenemos una polecía, más eficiente, mas capacitada y menos corrupta.