martes, 11 de enero de 2011

EL ASESOR
MAGÚ, EN LA JORNADA

Pues sí.
La guerra al narco llevó la sangre al río, a las calles,
a las plazas públicas y a todo lugar.
Será utópico imaginar que ya no habrá cristianos a los que les hagan expulsar el atole que les da vida...Los hacedores profesionales de agujeros, vulgo sicarios, por donde brota el fluido vital y agarra camino hacia las coladeras, estarán muriendo de risa por la ocurrencia.



3 comentarios:

entropia dijo...

Al menos una promesa de campaña debe cumplir calderón.

Zed dijo...

Jajajajaja... pobre Nosferatu, si él lo hacía por instinto, el pelele lo hace por pendejo.

Fan #1 de Magú dijo...

JAJAJA! Esa asesoría tan hemofílica es algo que no habíamos tomado en cuenta...