lunes, 17 de enero de 2011

QUE NO DISTRAIGAN
MAGÚ, EN LA JORNADA

En buena hora nos dicen que nos prestarán lo que muchas generaciones de mexicanos han estado pide y pide; que nos devuelvan el penacho del maricón de Moctezuma.

Ahora Austria, que lo exhibe como suyo en uno de sus museos, estaría dispuesto a prestarnos ese plumero verde a cambio de que les prestemos también la carroza real que usaba Maximiliano de Habsburgo cuando era emperador de Mexicalpan de los Penachos.

Habría sido una noticia que le interesaría a muchos mexicanos estudiosos o nostálgicos de nuestro pasado indígena, pero ahora que estamos enfrascados en la guerra contra el presidente que ha declarado la guerra al narco, y que ha costado la vida a 34 mil inocentes almas de dios que tienen familia y les lloran sobre sus huesitos, ni máuser que nos interesa ese montón de plumas apestosas.

La verdad, queremos sangre... pero de presidente espurio.


VOLVERA EL PENACHO

7 comentarios:

entropia dijo...

Pues mejor de una vez cambalache. El penacho está chingón Magú, mejor este plumaje que el carruaje del títere inocente de Maximono.

Zed dijo...

Emmm... ¿pero no lo van a dejar, verdad? No vaya a ser que la gente se decepcione.

Trimax dijo...

Si el penacho fuera un libro pura madre que nos lo prestan.

DANYEL dijo...

Concuerdo plenamente con éste sutil llamamiento al magnicidio.

Quizá deberías empezar tu propia campaña Magú.

magu dijo...

DANYEL...

AY, CARAY...

Tienes razón, releí mi post, y en efecto hay un, ni tan sutil llamado al derramamiento de sangre imperial.

Ese texto fue escrito bajo un estado de posesión de los espíritus de mis ancestros, los aztecas sacacorazones...

Fue sin querer queriendo...

Doctor WHO dijo...

Que se quede en Austria.

Ahi si esta seguro.

DANYEL dijo...

Magú, en realidad me refería al cartón.

Pero quien sería el encargado de tirar la piedra? o la sóla piedra mística tiene el suficiente valor como para dar en el blanco?

Igual también podríamos hacerlo parecer un accidente, un daño colateral! ya sea por una piedra perdida o algo, y así evitar la mala reputación y eso.


PD: Aguas con el Cisen