martes, 28 de septiembre de 2010

Perujo/El Economista

3 comentarios:

Zed dijo...

Años de resentimiento social a la inutilidad de los gobernantes los está matando por fin.

Alabado sea el Karma.

entropia dijo...

Zed:

Pues no, este era interino, era mairo y nunca había tenido hueso antes...

Rafael dijo...

¿Por fin?

¿Alabado sea el Karma.?

El asesinato no es nada loable!!!

Charros!