jueves, 16 de septiembre de 2010


GRACIAS POR PARTICIPAR
ESO FUE TODO

EN EL ZÓCALO Y EN DOLORES HIDALGO
DOS GRITOS DIÓ FELIPE CALDERÓN
Y TERMINÓ EL REVENTÓN

Dispuesto a hacer que este 15 de septiembre se recordara como un evento histórico, capaz de cumplir las expectativas de un cumpleaños bicenteneario, Felipe Calderón hizo esfuerzos extraordinarios: gastar 2 mil millones de pesos en una fiesta de derroche y dar dos gritos en menos de 8 horas.

Fue a Dolores Hidalgo a dar el grito a la hora en que la historia dice que lo dió el cura Hidalgo...

Con esas dos diferencias respecto de los gritos anteriores, quedará registrado el grito de ayer...y nada más.

La idea presidencial de una celebración histórica, como fue esta, la de los 200 años de ser México un país independiente, quedó en hacer un fiestonón a costa del presupuesto dando a la ciudad de México una imagen de Festival Cervantino de urgencia, de pisa y corre en los que no reconocimos una expresión de la diversidad cultural de nuestro país.

Los dos mil millones de pesos destinados a estos festejos se derramaron en la contratación del australiano Ric Birch, en el mundo del espectáculo, y los grandes artista, las artes escénicas, la coreografía, la tecnología de la iluminación. y en pagar las horas y horas de transmisión televisiva en cadena nacional...

Hoy seremos un país independiente, pero amanecimos un poco más pobres.

5 comentarios:

entropia dijo...

Mañana inventarán un nuevo impuesto, para darle su lana al tal Ric Bitch.

Zed dijo...

No Magú... un poco no.

Dos mil millones más pobres.

miguel angel dijo...

ya dijeron que van a ponerle tenencia a los celulares!!!

nomas mientras se paga la fiestecita...

Ricardo dijo...

¿ya no hubo grito legitimo?

fiofioo dijo...

si lo hubo pero en otra plaza lo vi en una anuncio del peje (yo soy pejefan) pero no fui por que soy de guadalajara... ademas si es verdad yo no estoy tan convencido de este gasto por el disque bicentenario... a lo mejor como decia en un periodico el bajar el iva a 15% podria acarrear una devaluacion... no pues con estos gastos no se me hace raro..